De esta forma llegamos a la parte número 6 de la serie La Economía Naranja de Rionegro. Si no has leído las 5 partes anteriores, te recomiendo hacerlo para entender mucho mejor este artículo que hoy te entrego.  A continuación, te dejo los links para acceder a los cinco artículos anteriores.

El Cinturón Naranja parte 1. Cómo aumentar el espacio público de Rionegro y convertirlo, a su vez, en un referente turístico de Colombia.

El Cinturón Naranja parte 2.  Intervenciones en infraestructura, la base del Cinturón.

El Cinturón Naranja parte 3. Intervenciones generales de infraestructura y regulaciones

El Cinturón Naranja parte 4. Emprendimiento y empleo: Cómo generar más de 200 empleos en el Cinturón.

El Cinturón Naranja. Parte 5. Cómo nos vamos a mover a través del cinturón

 

En esta entrega hablaremos acerca de los distritos creativos y las Áreas de Desarrollo Naranja (ADN) y presentaremos las razones por las cuales todo el Cinturón Naranja de Rionegro se debe convertir en una de ellas. 

Para comenzar, dejemos algunas definiciones. Según Alejandro Mercado Celis, en su ensayo Distritos Creativos en la Ciudad de México en la segunda década del siglo XXI, los distritos creativos pueden ser interpretados desde dos movimientos: los estudios urbanos y la geografía económica.   Celis interpreta los distritos creativos desde los estudios urbanos como “aglomeraciones de artistas o de actividades culturales que surgen de manera orgánica dentro de las ciudades o qué son impulsadas a través de políticas de revitalización o de procesos de renovación urbana de áreas problemáticas sin que se prioricen el desarrollo de la dimensión económica de dichas aglomeraciones”.  Celis también define los distritos creativos desde la geografía económica  como “aglomeraciones de artistas que deben tener unas características particulares para ser consideradas distritos creativos: concentración de empresas del mismo sector de económico; concentración de actividades complementarias; presencia institucional que impulsa la articulación entre actores; infraestructura adecuada para la producción y el intercambio de los bienes y servicios e Innovación en los procesos”. 

Áreas de Desarrollo Naranja (ADN)

Según la Alcaldía de Bogotá, las Áreas de Desarrollo Naranja son una forma de enunciar a los Distritos Creativos, las ADN son «espacios geográficamente delimitados donde convergen la cultura, la creatividad y el emprendimiento, y funcionan como áreas de desarrollo económico, social y cultural, consolidando escenarios para la renovación urbana, la generación de empleo y la creación, producción, distribución, exhibición, comercialización y consumo de bienes y servicios culturales y creativos (Alcaldía de Bogotá, 2019).

Existen dos tipos de ADN: inducidos y espontáneos.  Según la Alcaldía de Bogotá, “Las ADNs inducidas son el resultado de políticas públicas o programas de gobierno que tiene la intención de transformar espacios no aprovechados o áreas deprimidas en nuevos motores de desarrollo económico social y cultural» (Alcaldía de Bogotá, 2019).  Uno de los ejemplos más conocidos en Colombia es el del Bronx en Bogotá, un sector de la ciudad altamente deprimido por el fenómeno del microtráfico, el cual tenía un impacto negativo en un amplio sector del centro de Bogotá.  A través de las intervenciones generadas durante la segunda alcaldía de Enrique Peñalosa, empieza un proceso de transformación en el cual se recuperan estos espacios de la delincuencia y se transforman en espacios para el arte, a través de políticas públicas que generaron la llegada de incentivos para aquellos artistas que se quieran establecer en este sector.  Este proyecto está en desarrollo; pero ya muestra resultados en cuanto a las dinámicas económicas en el mismo.

Las ADN espontáneas «son el resultado de actividades económicas asociadas a la economía cultural y creativa que surgen de manera espontánea, natural y orgánica dentro del territorio a su vez que cuentan con alta densidad equipamientos culturales y un gran número de prácticas relacionadas con el sector». (Alcaldía de Bogotá, 2019).  Un ejemplo de este tipo de de ADN es Barrio Abajo en Barranquilla.  Este ADN se fue desarrollando orgánicamente como el epicentro del Carnaval de Barranquilla, pues es allí donde se desarrollan gran parte de las indumentarias y decoraciones que se utilizan durante el carnaval.  La intención de convertir este sector de la ciudad en un ADN es generar actividad económica a través de la producción artística y el turismo durante los 365 días del año y no limitarlo a solamente la época del carnaval. 

El carnaval de Barranquilla es uno de los referentes culturales de Colombia, con la creación del ADN Barrio Abajo se crean las condiciones para que las actividades económicas alrededor del carnaval generen oportunidades de empleo durante todo el año a través del turismo, la venta de indumentaria y las demostraciones culturales del carnaval. Foto: Dawin Rizzo www.unsplash.com

 

¿Cómo se crea una Área de Desarrollo Naranja (ADN)?

Según el manual publicado por la alcaldía de Bogotá en el año 2019,  las Áreas de Desarrollo Naranja se crean mediante  cinco pasos. Este es el procedimiento que debe seguir Rionegro si decide embarcarse en buscar la declaratoria del Cinturón Naranja como un ADN.

1. Identificación de los instrumentos jurídicos presentes en el territorio:  En este paso se identifica el marco jurídico mediante el cual se va delimitar esa Área de Desarrollo Naranja; pero además se busca encontrar aliados y recursos.  En el Artículo 179 del Plan Nacional de Desarrollo se encuentra la definición de las ADN.  Allí además se describe la manera como se puede delimitar una ADN y se indica los mecanismos para delimitarlas como, por ejemplo, los planes de ordenamiento territorial, planes parciales, planes maestros o, incluso, si se está hablando acerca de bienes de interés cultural, se podría delimitar un ADN a través de planes de manejo y protección, como lo son los conocidos PEMP.  La delimitación de estos distritos creativos también se pueden hacer mediante decisiones administrativas como, por ejemplo: acuerdos municipales del consejo, o usando el modelo de decreto que desarrolló el Ministerio de Cultura para declaración de Áreas de Desarrollo Naranja; este decreto debe articularse con la norma local, es decir, el POT y a su vez articularse con la norma nacional.

2. Identificación y delimitación del polígono: En este paso se hace una delimitación del ADN, lo cual es un paso sencillo donde se identifica claramente el polígono del ADN. Se puede hacer a través de calles y carreras, a través de unidades de actuación urbanística.  Es primordial añadir un mapa para ilustrar claramente las áreas geográficas que componen el ADN.

 3. Caracterización de las áreas delimitadas: En este paso se identifican los códigos ciiu de las de las actividades económicas que harán parte del ADN. 

 Si el ADN que se quiere delimitar es espontáneo, basta con identificar las actividades que ya están presentes en el polígono a delimitar; si por el contrario es un ADN inducida se debe evaluar cuáles van a ser esas actividades de la economía naranja que queremos que hagan parte del polígono. 

4. Generación de mecanismos de articulación con entidades públicas y privadas: En este paso es fundamental identificar los actores de la cuádruple hélice qué harán parte del ADN. La empresa privada, el sector público, la academia y finalmente la comunidad deben estar representadas dentro del ADN de tal forma que se pueden articular procesos que den sostenibilidad en el largo plazo a la misma.

5. Formulación de un plan de trabajo para su sostenibilidad:  En este paso se debe establecer la estrategia para que el ADN sea sostenible en el largo plazo. Se debe determinar una estructura de gobernanza, un presupuesto, una estrategia de participación de la cuádruple hélice y una estrategia de promoción y sostenibilidad económica de tal forma que el ADN genere los recursos necesarios para su sostenibilidad.

El ADN de Rionegro

El Banco Interamericano de Desarrollo en el Plan de Acción Rionegro Ciudad Sostenible y Competitiva, propone que la ciudad de Rionegro debe crear un ADN en el sector conocido como la Calle de la Madera, esta propuesta es complementaria al proyecto del Cinturón Naranja, también expuesto en este plan.  El sector de la Calle de la Madera está estratégicamente localizado entre Centro Histórico y el barrio San Antonio de Rionegro; este sector además tiene una gran vocación artística alrededor de la talla de madera y la fabricación de muebles en madera. La propuesta del Banco Interamericano de Desarrollo es acertada hasta cierto punto, porque el ADN de Rionegro debe estar conformada por todo el proyecto del Cinturón Naranja.

Si bien la propuesta del Área Desarrollo Naranja para Rionegro debe ser declarada para todo el Cinturón Naranja, debe ser dividida en cuatro nodos así:

Mapa general del Cinturón Naranja de Rionegro propuesto en el estudio Rionegro y Su Economía Naranja: Análisis del Potencial Cultural, Social y Económico de la Economía Creativa en el año 2016. Se propone que todo el Cinturón se declare como ADN con cuatro nodos tal como se describen en la imagen. 

 

1. Nodo San Antonio:   Este sector ya se ha convertido en un ADN espontánea desde hace varias décadas.  Uno de los principales sectores establecidos en San Antonio es el de la gastronomía. En San Antonio se puede encontrar restaurantes de alta calidad especialmente los que ofrecen comidas típicas del Oriente antioqueño y de Antioquia. 

Otro sector relacionado con la gastronomía es el de los dulces y los postres.  Turistas especialmente de Medellín y de los otros municipios del oriente antioqueño llegan semana tras semana a San Antonio a degustar de la oferta de postres que tiene este sector.  Es importante mencionar también, que ya se estableció el Festival Nacional del Dulce y el Postre cómo una celebración alrededor de este sector económico que crece rápidamente.  También dentro del mismo sector gastronómico no podemos olvidar las empanadas y fritos tradicionales que se ofrecen en este barrio.  En San Antonio se celebra la Fiesta Nacional de la Empanada cada año en el mes de agosto. 

También cabe mencionar que durante los fines de semana un número importante de artesanos de la región ofrecen sus producciones en el marco del parque principal de San Antonio a los diferentes turistas y locales que visitan este sector de la ciudad.  

El festival del Dulce y el Postre se celebra desde el 2018 en San Antonio de Pereira, los postres se posicionan cada vez mas como un producto insignia de Rionegro.

 

2. Nodo Calle de la Madera: Este sector es estratégico en toda la ubicación del Cinturón Naranja, pues, como se mencionó anteriormente, está ubicado  entre San Antonio de Pereira y el Centro Histórico de Rionegro, por lo cual se convierte en un eslabón muy importante para todo el proyecto del Cinturón Naranja.  En este sector se deben promocionar las actividades alrededor de la Calle de la Madera, la fabricación de muebles y otros tipo de productos artesanales que complementen la actividad principal de la madera.  El banco Interamericano de Desarrollo propone también la aparición de algunos cluster alrededor del tema de los zapatos y las flores; sin embargo, estas dos actividades deben estar presente a lo largo y ancho del Cinturón Naranja, pues son dos de las actividades culturales más importantes del municipio. 

La Calle de la madera es un referente cultural y artístico de Rionegro, la creación de un nodo de ADN en su entrono generaría condiciones e incentivos para su fortalecimiento y crecimiento.

 

3. Nodo Centro Histórico:  Todo el perímetro del Centro Histórico debe ser considerado otro nodo del ADN. El Centro Histórico de Rionegro viene en un proceso de decaimiento acelerado y una declaratoria como ADN puede ser fundamental para propiciar la recuperación del mismo.  

Existen varios corredores fundamentales en el Centro Histórico para la aparición de actividades alrededor de la economía naranja.  Estos corredores son:  La  Diagonal 50c,  conocida como la calle Belchite, entre la calle 47 y el Puente Mejía;  la carrera 48, entre la Plaza de los Mártires y el Hospital San Juan de Dios;  La Calle la Convención;  la Calle el Carangal, entre el cementerio y el parque principal, entre otros,  pueden ser priorizados inicialmente para que a través de estos corredores conectores se empiezan a establecer emprendimientos del tipo creativo y que generen una recuperación acelerada de la arquitectura y de las edificaciones alrededor de estos sectores.  Sin embargo, todo el perímetro del Centro Histórico debe estar incluido dentro de este nodo del ADN, ya que otras calles y sectores del Centro Histórico menos predominantes también requieren la llegada de inversión en proyectos como, por ejemplo, hoteles boutique o proyectos arquitectónicos que detonen la llegada de inversión hacia estos sectores. 

También te puede interesar: La Diagonal 50c -La Calle Belchite- un eslabón clave para entregarle Rionegro a los peatones y ciclistas

4. Los senderos que conectan los otros tres nodos:  A través de estos senderos también deben aparecer las actividades de la economía naranja establecidas para Rionegro, ya sean de una forma estacionaria o itinerante a través de los senderos y nodos establecidos.  Debido a que estos senderos atraviesan lugares de espacio público abierto como, ciclorrutas, parques naturales, unidades deportivas, etc., se debe establecer en sus entornos escenarios artísticos para la aparición  de muestras culturales representativas del oriente antioqueño.  En el sector de la Unidad Deportiva se propone la creación de la Concha Acústica de Rionegro el cual sería un escenario central para todas las muestras culturales en el municipio; no obstante, se debe propiciar la aparición de otros escenarios de menor envergadura para actos artísticos permanentes a través de todo el ADN. 

También te puede interesar: La Concha Acústica de Rionegro

Códigos CIIU incluidos en el ADN de Rionegro

Las cámaras de comercio del país se rigen por la Clasificación Industrial Internacional Uniforme (CIIU) de todas las actividades económicas, esto con el objetivo de clasificar las actividades económicas de los empresarios y personas naturales de manera más precisa. Las actividades de la economía naranja para Colombia se dividen en actividades de inclusión total y parcial. 

Actividades de Inclusión Total: Se trata de actividades consideradas como nucleares del sector cultural y creativo o que dependen principalmente del derecho de autor, por lo tanto, todo su proceso productivo se asocia con la Economía Naranja. Para Rionegro serían los siguientes códigos: 

Actividad  Código CIIU Nodo
Fabricación de juegos, juguetes y rompecabezas 3240 Nodo Calle de la Madera
Actividades de bibliotecas y archivos  9101 Nodo Centro Histórico
Actividades y funcionamiento de museos, conservación de edificios y sitios históricos  9102 Nodo Centro Histórico
Actividades de parques de atracciones y parques temáticos 9321 Nodo Calle de la Madera

 

Inclusión Parcial: Según  www.economianaranja.gov.co La inclusión parcial significa que son actividades económicas cuyo proceso productivo genera algunos productos y servicios de carácter cultural y creativo o que están cobijados por el derecho de autor pero no son la totalidad de los productos que se generan a partir de dicha actividad económica”. Para Rionegro serían los siguientes códigos: 

 

Actividad  Código CIIU Nodo
Producción de malta, elaboración de cervezas y otras bebidas malteadas  1103 Nodo Centro Histórico

Nodo San Antonio

Nodo Calle de la Madera

Fabricación de artículos de piel  1420 Nodo Centro Histórico

Nodo San Antonio

Fabricación de artículos de viaje, bolsos de mano y artículos similares elaborados en cuero, y fabricación de artículos de talabartería y guarnicionería  1512 Nodo Centro Histórico

Nodo San Antonio

Fabricación de calzado de cuero y piel, con cualquier tipo de suela  1521 Nodo Centro Histórico

Nodo San Antonio

Fabricación de otros tipos de calzado, excepto calzado de cuero y piel  1522 Nodo Centro Histórico

Nodo San Antonio

Transporte de Pasajeros  4921 Todos los sectores
Fabricación de recipientes de madera  1640 Nodo Calle de la Madera
Fabricación de otros productos de madera; fabricación de artículos de corcho, cestería y espartería 1690 Nodo Calle de la Madera
Fabricación de otros productos de cerámica y porcelana  2393 Nodo San Antonio
Fabricación de muebles  3110 Nodo Calle de la Madera
Comercio al por menor de prendas de vestir y sus accesorios (incluye artículos de piel) en establecimientos especializados  4771 Nodo Centro Histórico
Comercio al por menor de todo tipo de calzado y artículos de cuero y sucedáneos del cuero en establecimientos especializados  4772  Nodo Centro Histórico
Alojamiento en hoteles  5511 Nodo Centro Histórico
Alojamiento en apartahoteles  5512 Nodo Centro Histórico
Otros tipos de alojamientos para visitantes  5519 Nodo Centro Histórico
Expendio a la mesa de comidas preparadas  5611 Nodo Centro Histórico

Nodo San Antonio

Expendio por autoservicio de comidas preparadas  5612 Nodo San Antonio

Nodo Centro Histórico

Expendio de comidas preparadas en cafeterías  5613 Nodo San Antonio

Nodo Centro Histórico

Otros tipos de expendio de comidas preparadas n.c.p.  5619 Nodo San Antonio

Nodo Centro Histórico

Expendio de bebidas alcohólicas para el consumo dentro del establecimiento  5630  Nodo San Antonio

Nodo Centro Histórico

Actividades de las agencias de viaje  7911 Nodo Centro Histórico
Actividades ejecutivas de la administración pública  8412 Nodo Centro Histórico
Formación académica no formal  8551 Nodo Centro Histórico

Nodo Calle de la Madera

 

Podríamos terminar diciendo que las Áreas de Desarrollo Naranja (ADN) son una estrategia para la reactivación económica de los territorios porque crea nuevos modelos de ciudad donde el arte y la cultura son fundamentales dentro de la oferta para locales y turistas.   El ADN es fundamental para generar tres procesos:  emprendimiento, empleo e inversión.

La implementación de un ADN genera muchos beneficios. En primera instancia, contribuyen a la renovación urbana y al mejoramiento del área de su ubicación.  En el caso de la propuesta de Rionegro un ADN con diferentes nodos contribuiría en gran medida a la renovación y creación de diferentes espacios urbanos. En el nodo de San Antonio propiciaría la creación y mejoramiento de los corredores turísticos en su entorno y ayudaría a mejorar el corredor de la zona rosa, ayudaría a organizar la oferta en el entorno de su plaza principal y ayudaría a enmarcar la oferta en la estrategia del Cinturón Naranja.  Los nuevos bulevares planteados para San Antonio por la administración  municipal desde el entorno del restaurante Brasa y Leña pasando por el parque de San Antonio hasta el entorno conocido como Caliche Pan, propiciaría las condiciones perfectas para que llegue una oferta creativa de alta calidad. 

En segundo lugar, fortalece el emprendimiento y el empleo basado en la creatividad. En el caso específico de Rionegro el sector gastronómico, los zapateros, la madera y las flores serían los sectores más favorecidos, ya que con la creación del ADN de Rionegro estos sectores podrían seguir creciendo en unos casos y en otros podrían recuperar su preponderancia en la ciudad cómo es, por ejemplo, el caso de la tradición zapatera en Rionegro. 

Las flores y la zapatería, dos de las actividades culturales mas importantes del municipio. Foto: John Mark www.Unsplash.com

 

Zapatero tradicional de Rionegro. Es urgente generar  procesos de relevo generacional para así conservar la tradición y el ADN ayudaría a propiciar las condiciones de mercado e incentivos para lograr este propósito. 

 

En tercer lugar, la declaración de un ADN sobre el Cinturón Naranja de Rionegro incrementaría los flujos de  turistas hacia el municipio en el momento que el Cinturón Naranja se convierta en un ADN.

En cuarto lugar, un ADN propiciaría la recuperación del patrimonio Cultural construido.  En el caso de Rionegro, permitiría que nuevos usos de suelo se establezcan en su Centro Histórico, permitiendo que actividades económicas enmarcadas dentro de la economía naranja vean la oportunidad de establecerse en su entorno y de esta manera dar mayor viabilidad económica a los propietarios de edificaciones históricas. 

En quinto lugar, las ADN propician la conservación medioambiental, la transferencia de conocimientos, el sentido de pertenencia, la inclusión social y el acceso ciudadano a la oferta cultural y creativa.

Finalmente, es importante destacar las dimensiones sociales de las Áreas de Desarrollo Naranja como escenarios vivos en los que se construye tejido social a través de las relaciones entre los ciudadanos, el intercambio de historias, memorias y formas de vida.  Asimismo, se reconoce el poder transformador del arte, la cultura, y la creatividad en quienes habitan en estos territorios. (Alcaldía de Bogotá, 2019).

Vea la siguiente parte de esta serie aquí: El Cinturón Naranja Parte 7. 60 Ideas Naranja para Rionegro.

Fuentes 

Alcaldía de Bogotá 2019, Guía practica para la creación de Áreas de Desarrollo Naranja, Política pública distrital de Economía Cultural y Creativa.  

Alcaldía Municipal de Rionegro 2016, Rionegro y Su Economía Naranja: Análisis del Potencial Cultural, Social y Económico de la Economía Creativa. Lisardo Murillo Arbeláez. 

Alejandro Mercado Celis, Distritos creativos en la Ciudad de México en la segunda década del siglo xxi http://www.scielo.org.co/pdf/terri/n34/n34a09.pdf

Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Findeter 2019, Rionegro Ciudad Sostenible y Competitiva. Página 193.

¿Te gustó este artículo? ¡compártelo en tu red social favorita!

Dejar un comentario

Hablemos por WhatsApp
Send this to a friend