¿Estábamos preparados financieramente para la crisis sanitaria que estamos viviendo? Tan pronto empezó la cuarentena recordé una metodología presentada en el libro La Transformación Total de su Dinero. El autor, Dave Ramsey -una voz muy respetada en los Estados Unidos cuando de negocios y dinero se habla- es un experto en finanzas personales, con una gran popularidad en la radio nacional estadounidense. Conocí este libro y su contenido a través de un amigo que me lo recomendó cuando le conté que estaba teniendo algunos problemas con mis deudas. En aquel momento vivía en Estados Unidos y ya había asumido algunos hábitos propios del sistema capitalista norteamericano, contrayendo deudas difíciles de pagar y que me quitaron mi paz mental por un buen tiempo. Básicamente, hice honor a la ya trillada cita para los que nos gusta las finanzas personales, y de la cual desconozco su autor: «Compramos cosas que no necesitamos, con dinero que no tenemos, para impresionar a personas a las que no le importamos”. Con la utilización de los conceptos en este libro pude pagar mis deudas, recuperar mi paz mental y por fin hacer unos avances importantes en mi vida financiera. Con el inicio de la cuarentena, recordé las lecciones de este libro, pero en especial la lección acerca de tener un fondo de emergencia constituido para afrontar coyunturas como las que estamos viviendo en este momento. Sin embargo, la creación del fondo de emergencia constituye sólo dos de los siete pasos de su sistema.

Antes de usar su metodología, Dave Ramsey hace hincapié importante en que su método debe hacerse paso por paso para escalar hacia la libertad financiera. De hecho, dice que de salirse de la metodología, se debe volver al comienzo y empezar a realizar todo el proceso de nuevo. También es claro en decir que el tema del dinero es 80% comportamiento y 20 % conocimiento, es decir, que si queremos tener éxito en la utilización de de su metodología se debe instalar en el subconsciente paradigmas acerca del dinero, de tal forma que se puedan crear los hábitos necesarios para que este modelo tenga éxito en el largo plazo. Esta metodología funciona mucho mejor en aquellas personas que ya están cansadas de tener deudas, que quieren empezar una nueva vida financiera y que quieren recuperar la paz mental. A continuación, les describo los pasos en su libro y espero que les sirva para mejorar sus vidas financieras.

Paso de bebé número 1: Inicia tu fondo de emergencia con US$1.000

En este paso se pide acumular una cantidad de US$1.000 para comenzar a constituir el fondo de emergencia lo más pronto posible, y así cubrir cualquier tipo de eventualidad que pueda ocurrir en el inicio del proceso. Situaciones como, por ejemplo, perder el trabajo, contraer un quebranto de salud, un daño inesperado en la casa, una avería en nuestro automóvil, etc, podrían poner en riesgo la aplicación de todos los 7 pasos. 

La sugerencia en el libro para obtener estos US$1.000 es empezar por hacer nuestro presupuesto de gastos mensuales y detectar aquellas fugas por donde nuestro dinero está escapando, corregir esa salida de dinero y utilizar estos recursos para empezar a conformar este primer fondo de emergencia. Otras opciones para acumular los US$1.000 incluyen realizar trabajos en nuestro tiempo libre o, por ejemplo, realizar una venta de garaje y vender aquellos objetos que no necesitamos. Es muy importante mantener estos US$1.000 en un lugar de difícil acceso, para evitar tentaciones y también saber definir qué es en realidad una emergencia; por ejemplo, el aprovechar una promoción en un centro comercial no es una emergencia; o una invitación de último momento a una fiesta de cumpleaños en la cual se debe llevar un regalo tampoco es una emergencia.

Otro punto importante en este primer paso, y que es obvio, es no incurrir en nuevas deudas; de aquí en adelante la deuda es un enemigo de tu estrategia financiera y se debe evitar a toda costa contraer nuevas deudas; por el contrario hay que atacar de manera firme y enfocada todas las deudas que tenemos, y, en eso consiste el paso número 2. Recuerda: el deudor es el esclavo del prestamista. 

Paso de bebé número 2: Paga todas tus deudas excepto tu hipoteca, siguiendo el plan bola de nieve

En este paso debemos hacer una lista de todas nuestras deudas empezando por la de menor balance hasta la de mayor balance sin importar la tasa de interés. Una vez hecha la lista, comenzamos el proceso de pago de nuestras deudas exceptuando el pago de la hipoteca de nuestra casa. El siguiente paso aquí es comenzar a pagar la deuda con menor balance, pagando la cuota mínima mensual, más cualquier otra cantidad de dinero que podamos ahorrar de nuestro presupuesto personal mensual, más cualquier otro ingreso que hayamos generado, por ejemplo, al conseguir un trabajo de medio tiempo o vendiendo algo en línea, dictando clases, etcétera. 

Una vez hayamos pagado la primera deuda en nuestra lista, debemos tomar los pagos que estábamos aplicado a ésta y aplicarlos a la segunda deuda en la lista, es decir, sumarlo al pago mínimo que estábamos haciendo para esa segunda deuda. Una vez hayamos pagado también la segunda deuda procedemos a atacar la tercera deuda y ya en este caso los pagos mensuales que se aplicarán a esta tercera deuda estarán compuestos por el pago mínimo de la primera deuda, más el pago mínimo de la segunda, más el pago mínimo de la tercera y cualquier otra cantidad que podamos usar para amortizar hacia el pago total de esta tercera deuda. De ahí que todo este proceso se llame bola de nieve; si estamos en una colina nevada y lanzamos una bola de nieve por una pendiente, irá creciendo a medida que va avanzando hacia abajo. Entonces, a medida que vamos avanzando en el pago de las deudas, la cantidad de dinero que podemos aplicar a cada una de ellas va aumentando hasta llegar a ser una cantidad bastante considerable que reduce drásticamente el tiempo en el cual se amortizan totalmente estas obligaciones.

En el siguiente ejemplo describo cómo sería la aplicación del paso de bebé número 2. Empezamos por analizar nuestro presupuesto mensual y decidir de dónde se puede ahorrar dinero. En el ejemplo, esta persona puede ahorrar $40.000.

No alt text provided for this image

Continuamos enumerando todas las deudas de la de menor balance hasta la de mayor balance sin importar la tasa de interés. En el ejemplo la persona tiene las siguientes deudas:

No alt text provided for this image

Continuamos haciendo los pagos mínimos en cada una de las deudas; pero enfocándonos en pagar la deuda número 1 y sumándole al pago mínimo de la deuda número 1 cualquier otra cantidad de dinero que puedas ahorrar. En el caso del ejemplo le vamos a sumar al pago mínimo los $40.000 que ahorramos de nuestro presupuesto mensual. El total que vamos a amortizar a la deuda mensualmente será $90.000 ($50.000 del pago mínimo más $40.000 de ahorro del presupuesto mensual). Una vez la deuda número 1 sea pagada totalmente, estos $90.000 que estábamos amortizando a la deuda 1 se sumarán al pago mínimo de la deuda 2. Para el caso del ejemplo esta cantidad sería $100.000 ($10.000 del pago mínimo de la deuda número 2 más los $90.000 que traemos de la deuda número 1). Una vez pagada la deuda número 2 totalmente, estos $100.000 se amortizarán a la deuda número tres para un pago total de $200.000 que corresponden a $100.000 del pago mínimo de la deuda número 3 más $100.000 que traemos de las deudas 1 y 2. Continuamos haciendo los pagos hasta finalmente cancelar toda la deuda. Como se nota en el ejemplo, la siguiente deuda es la hipoteca de nuestra casa, la cual se pagará en un pago paso posterior.

No alt text provided for this image

Una vez canceladas todas tus deudas, excepto la hipoteca de tu casa, habrás completado el proceso bola de nieve y estás listo para pasar al paso de bebé número 3.

Algunos contradictores de esta metodología sostienen que se debe pagar la deuda de mayor interés primero hasta la deuda de menor interés. Lo que Ramsey sostiene es que posiblemente la deuda de mayor interés puede tener un balance bastante alto, lo cual haría que su pago total tomara mucho tiempo. Ramsey sostiene que, precisamente, su metodología funciona porque la persona que la usa rápidamente obtiene victorias tempranas y esto causa un impacto psicológico en la persona que lo motiva a rápidamente pagar todas sus deudas. 

Paso de bebé número 3: Completa tu fondo de emergencia

Una vez todas las deudas hayan sido pagadas utilizando el método bola de nieve, excepto la hipoteca de tu casa, debemos proceder a completar el fondo de emergencia. En el paso número 1 habíamos empezado nuestro fondo de emergencia con US$1.000, pero ya en este paso la idea es completarlo de tal forma que pueda cubrir alrededor de 6 meses de gastos de nuestro presupuesto mensual. Obviamente el dinero para completar este fondo de emergencia será el dinero que estábamos destinando a las cuotas mensuales para pagar todas nuestras deudas del paso número 2; es decir que para este momento del proceso ya debemos de haber adquirido unos hábitos permanentes de pago, y el completar el fondo de emergencia no debe presentar mayor dificultad en este momento. Yo lo veo como si el fondo completo de emergencia fuera también una deuda, y básicamente lo que vamos a hacer es pagarla, o, en este caso, completarla para cubrir cualquier eventualidad que se nos pueda presentar en el futuro. La diferencia radical aquí es que ya por fin estamos acumulando nuestro dinero y no lo estamos entregando a nuestros acreedores.

Paso de bebé número 4: Ahorra 15% de sus ingresos hacia el retiro

Ya una vez completado el fondo de emergencia ahora sí empezaremos a hacer inversiones para aumentar nuestro patrimonio y asegurar nuestro futuro. La primera será ahorrar un 15% de nuestros ingresos para el retiro. La sugerencia de Dave Ramsey es invertir en fondos mutuos, los cuales reinvierten estos dineros comprando acciones de corporaciones, que a su vez generan utilidades y que podremos utilizar como nuestro sustento una vez cumplamos la edad de retiro. Esta sugerencia obviamente está aplicada a la realidad estadounidense y puede variar muchísimo en los países latinoamericanos. Basado en la realidad colombiana, invertir en propiedad raíz da mayor seguridad y control sobre los activos, pero esto no quiere decir que la sugerencia que entregan en el libro no se ajuste para algunas personas que se mueven en el entorno latinoamericano.

Paso de bebé número 5: Comienza un fondo para los estudios universitario de tus hijos

Una vez iniciado el proceso de inversión en el paso anterior, también se debe iniciar fondo para los estudios universitarios de los hijos. El costo de la universidad en Estados Unidos es bastante alto, y uno de los grandes problemas que tiene los estudiantes norteamericanos en este momento es que para cuando se gradúan generalmente tienen unas deudas altas que, según Dave ramsey, llegan en promedio a US$35.000 más un promedio de US$6.000 en tarjetas de crédito; esto básicamente pone un gran estrés a los recién graduados los cuales deben asumir trabajos que posiblemente no disfrutan para cumplir con las cuotas de estas deudas. Esto no está muy lejos de la realidad colombiana, muchos estudiantes colombianos asumen créditos con el Icetex para básicamente quedar en una cadena perpetua de pagos y perdiendo la paz mental. 

La educación universitaria va a sufrir unos cambios drásticos en los próximos años, el método de enseñanza tanto en colegios como en universidades responde a las necesidades de la revolución industrial, en la cual se necesitaban personas para trabajar en las fábricas, ya bien, como obreros o como directivos. A esto se le debe sumar la realidad que estamos viviendo en este momento. Hemos entrado en la época de la información y esto ha hecho que la forma de educar a nuestros jóvenes cada vez sea más obsoleta y poco ajustada a la realidad. Cuando mi hija tenga la edad para acceder a la educación superior, la universidad estará totalmente obsoleta si no adopta unos cambios radicales en los próximos 5 años. Esa idea de hacer unas grandes inversiones en tiempo y dinero para ir a una universidad, adquirir una serie de conocimientos, que en la mayoría de los casos no los vamos a usar en nuestras vidas laborales, está mandado a recoger. Así pues que la educación del futuro debe ser una educación en la cual se desarrollen aquellas habilidades para las cuales cada estudiante está diseñado y tiene aptitudes, y no como lo hacen hoy, que es en tratar de que cada estudiante adquiera unos conocimientos estándar que no se ajustan a su realidad personal. Es increíble pensar que todavía existen instituciones educativas que enfocan más sus esfuerzos en enseñar matemáticas a estudiantes que no tienen las aptitudes ni las ganas para aprenderlas, en vez de enfocarse en descubrir los verdaderos dones y riquezas que cada estudiante tiene y que le garantizaría un desarrollo de todo su potencial y una vida profesional feliz. 

Dicho esto, se debe empezar a crear un fondo para los estudios de nuestros hijos en el futuro, los cuales van a ser mucho más especializados en una vocación específica. Estos recursos también pueden ser usados para que nuestros hijos inicien sus primeros negocios en el futuro y, así, tengan su independencia laboral y financiera.

Paso de bebé número 6: Paga tu hipoteca

Los pasos 4, 5 y 6 son hechos de forma simultánea, pero son unos pasos muy satisfactorios de llevar a cabo, dado que por fin el dinero que es tan difícil de ganar es conservado y está finalmente generando riqueza. En este paso 6 se debe pagar hasta el último centavo disponible en la hipoteca de nuestra casa. Es recomendable también renegociar la deuda con los bancos inclusive bajar el período de pago que normalmente en Estados Unidos es de 30 años; se debe tratar de pagar la hipoteca en 15 años o inclusive a 10 años, obviamente las cuotas serán mucho más altas, pero la luz al final del túnel estará mucho más cerca y con la satisfacción de saber, que cada dinero que ponemos hacia el pago de esta deuda, es un dinero que será para nosotros, para siempre, para ser transmitido de generación en generación. Una vez pagada la hipoteca, nuestras deudas en el paso número dos, una vez hayamos completado nuestro fondo de emergencia y haciendo los ahorros expuestos en los pasos número 4 y 5, pues lo que queda es acumular todo ese dinero que, a través de los hábitos generados, hemos hecho crecer. La satisfacción aquí es que nuestro ingreso y las ganancias de nuestras inversiones son para nosotros al final; aquí es donde pasamos al paso número 7.

Paso de bebé número 7: Crea riqueza y ayuda

En este punto, ya todo el dinero generado a través de nuestros ingresos, todo el dinero que veníamos pagando en los pagos mínimos de nuestras deudas y todo el dinero que pagábamos a nuestra hipoteca es para nosotros. Este es el momento en que la gran mayoría de personas con deudas siempre ha soñado y que responde a la pregunta que siempre se han hecho: “¿qué haría con mi dinero si no tuviera que pagar deudas?” La respuesta es crear riqueza y ayudar a las demás personas. Ya la generación de hábitos financieros y la generación de ingresos a llegado a un punto tal que el dinero se acumula rápidamente, ya tenemos paz mental, ya existe una perspectiva más optimista y poco a poco cada uno de esos sueños que cada uno tiene se pueden hacer realidad, porque los recursos para acceder a ellos están en nuestra cuenta bancaria. En este punto ya se puede empezar a llevar a cabo ese viaje que tanto deseabas, tener un carro mucho mejor, hacer mejoras en tu residencia o cambiarte para una mejor sin adquirir deuda, puedes hacer aquellas salidas a restaurantes que tanto te gustan, hacer compras de aquellos objetos o ropa que siempre querías tener y, obviamente, donar una parte de tus ingresos a tu obra de caridad favorita, a tu comunidad, aquella familia que sabes que está pasando por momento difícil o aquel familiar que también está necesitado. Un gran ejemplo en este nivel es Bill Gates, que después de acumular una de las mayores fortunas a nivel global, creó su fundación Bill and Melinda Gates para buscar solucionar los problemas de salud mundial y disminuir la pobreza extrema. 

Para terminar, existe una gran falta de educación financiera en nuestras instituciones secundarias y universitarias, que permita a nuestros estudiantes comprender mucho más el manejo del dinero, y de tal forma que puedan asumir su vida financiera de una manera mucho más responsable.

Dave Ramsey dice que hay que vivir como nadie para vivir como nadie después. A lo que se refiere es que si queremos tener una vida con libertad financiera, salir de deudas y tener una vida de prosperidad, se hace necesario hacer sacrificios importantes en nuestros hábitos de consumo; pero que con el tiempo permitirán acumular la suficiente cantidad de dinero e inversiones que podrán pagar por nuestro estilo de vida deseado, con recursos propios y sin tener que incurrir en deudas innecesarias que pueden traer consecuencias desastrosas en nuestra salud física y mental.

Tener deudas no es bueno; sin embargo, se hace difícil, por ejemplo, hacer una inversión en propiedad raíz sin tener el apalancamiento necesario de una institución financiera. Dave Ramsey dice que se puede acumular el suficiente capital para comprar una casa en efectivo o para hacer una inversión importante en una empresa con efectivo también; no obstante, el acumular el suficiente capital para comprar una casa de contado podría tomar muchos años. En este caso difiero de su opinión, la deuda podría ser buena para comprar bienes raíces siempre y cuando se le dé el manejo necesario y adecuado, y siempre y cuando esos bienes raíces estén generando los ingresos pasivos para solventar los pagos mensuales de esas deudas. También, si de todas maneras vamos a pagar arriendo a un tercero, tiene más sentido estar amortizando ese dinero a una deuda con la cual se está pagando nuestra propia casa y estamos aumentando nuestro patrimonio. Con respecto a cualquier otro tipo de deuda estoy de acuerdo con Dave, me parece innecesario prestar dinero para comprar un carro, para comprar ropa, para tomar unas vacaciones, etc., en general todo este tipo de gastos se pueden programar y se pueden pagar en efectivo generando los hábitos necesarios para hacer los ahorros programados y disfrutar de estos.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo en tu red social favorita!

Dejar un comentario

Hablemos por WhatsApp
Send this to a friend